Pensión de viudedad

PENSION DE VIUDEDAD

La pensión de viudedad tiene por objeto cubrir las necesidades económicas del beneficiario de la misma en caso de que se produzca el fallecimiento de la persona que origina la prestación.

Serán beneficiarias de dicha prestación aquellas personas que han tenido vínculo matrimonial o han sido pareja de hecho del fallecido y no han vuelto a contraer matrimonio.

Con carácter general, la cuantía de la prestación corresponderá al 52% de la base reguladora del fallecido. La cuantía aumentará al 70% de la base reguladora cuando concurran simultáneamente estas tres circunstancias:

  • Que el pensionista tenga cargas familiares.
  • Que la pensión de viudedad constituya la principal o única fuente de ingresos del beneficiario.
  • Que los rendimientos anuales del pensionista por todos los conceptos no superen la cuantía resultante de sumar al límite que, en cada ejercicio económico, esté previsto para el reconocimiento de los complementos por mínimos de las pensiones contributivas, el importe anual que, en cada ejercicio económico, corresponda a la pensión mínima de viudedad con cargas familiares.

La pensión es compatible con las rentas de trabajo del beneficiario y con las pensiones de jubilación e incapacidad permanente a que pueda tener derecho.

Por último, hay que destacar que la pensión de viudedad está sujeta a tributación en los términos establecidos en las normas reguladoras del Impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF).

1 comentario

  1. Claudia

    Me parece muy interesante este artículo, gracias por compartirlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.